Saltar al contenido

Cotizaciones Semana 8-2022

Lonja Binéfar

Revista Binéfar

Lonja Extremadura

Ganado Caprino

Lonja Binéfar Comentario

Escucha ahora el podcast del comentario de la semana de la Lonja Binéfar.

Ganado Vacuno

Machos Cruzados: +6 céntimos. Hembras: +6 céntimos. Frisones: +6 céntimos.

Subida generalizada en todas las categorías y clasificaciones del ganado vacuno y se van consolidando. Esta semana, se detecta más prudencia que la anterior por un cierto miedo a cerrar parte de la exportación si los precios suben de forma excesiva. La exportación no tiene infraestructura como un matadero, por lo tanto, puede cargar o no, dependiendo de los precios. La realidad nos lleva a dos mercados y a una horquilla de precios, que depende del destino de la carne.

Todo el mercado europeo tiene unos precios más elevados que en nuestro país y esto se traduce en una importante demanda de nuestra carne hacia Europa. Hace un año, se compraba carne más barata, por ejemplo, en Polonia, pero ahora sucede justo lo contrario y las compras están centradas en el mercado nacional.

Los precios suben, hay menos oferta de animales en granja y, a la vez, una demanda importante hacia todos los destinos. Prácticamente, ninguna explotación está al máximo de su capacidad.

La distancia entre la venta en vivo y la canal cada vez es mayor. De hecho, hay un mercado libre, más especulador y con una diferencia en precios importante. Sube antes el campo que la carne.

La producción opina que, durante años, se ha vendido carne barata a costa del productor, pero ahora opinan que se ha terminado la carne barata en Europa. Quizás, la reducción en el consumo de carne de vacuno, vendrá por el precio.
Por otro lado, las ventas hacia Holanda, Alemania y Portugal cobran relevancia durante esta semana. En Europa tampoco hay mucha oferta, ni de animales para reposición, ni de carne. También estamos en la época en la que tradicionalmente salen menos animales para reposición.

En estos momentos, hay miedo a la reposición, incluso sensación de pánico. Ahora llegan a sacrificio animales cuyas compras se hicieron a un precio más económico que hoy, pero los que no se compraron entonces, no están a la venta y son los que faltan en este momento.

Los ganaderos necesitan un mínimo de ocho meses para ver qué pasa con sus ventas y es que si en ese tiempo bajaran los precios de la carne, la rentabilidad de las explotaciones desaparecería de nuevo.

Los machos cruzados tienen poca oferta, aunque mucha demanda y van a más destinos distintos, por lo tanto, más fuerza en las subidas de precios. Les siguen los frisones con una oferta limitada.

En cuanto a las compras de la distribución, éstas están cambiando, las hembras con precios inferiores a los machos en algunas categorías, los están sustituyendo. Por lo tanto, también tienen recorrido al alza, aunque en ellas veamos discrepancias en las opiniones.

La venta de carne no tiene nada que ver con la alegría del campo. La carne se vende despacio y la distribución se resiste a subir, creando una situación muy compleja. Todo ello genera muchas dificultades en el mercado nacional y una complejidad que asusta y que lleva a concluir que no se puede depender sólo de la exportación.

Por su parte, desde la comercialización hacia el mercado nacional hablan de una semana agotadora, con conversaciones interminables, por un lado, con proveedores y, por otro, con clientes. En ese sentido, la parte comercializadora considera que “entre el dolor y la nada, es preferible el dolor” y precisamente es lo que sucede ahora en el mercado nacional, se intenta aplicar la subida y se aplica nada, porque desaparece la venta.

Al final, los problemas son los mismos de siempre, pero moviendo más dinero tanto en la granja, como en la comercialización, con todos los costes disparados, reposición, alimentación y costes fijos. Por lo que esto da la sensación de vértigo y de cambiar el dinero de un lugar a otro.

Hasta hace un mes, no se veía la subida tan clara. Pero ahora, a las puertas del Ramadán, Semana Santa, y con la pandemia más controlada, esperando la llegada de turistas extranjeros en breve, las sensaciones son positivas.

Los sacrificios de los machos, comparativa semanas 6 y 7, aumentan 6,24% con un peso medio que disminuye 2,69 kilos, situando el peso medio de la semana en 276,14 kg/canal.

Los sacrificios de hembras, disminuyen pero no tanto como aumentaron la semana anterior,

Porcino de cebo

Sube 0,050 euros.

Mismas sensaciones para el porcino que nuevamente alcanza tendencias alcistas esta semana. Suben las cotizaciones 0,05 céntimos, con una demanda mantenida, buena actividad de sacrificio, cerdos buscados y con aparente incidencia de la disponibilidad por la merma que causa algunos problemas sanitarios. Y, hay que añadir que los pesos toman caminos descendentes.

Por otro lado, se detectan sensaciones encontradas por las ventas de la carne. Si bien ya se encuentran vías de cuasi mejoría en el vivo, para la carne todo son incertidumbres y expectación a lo que está por venir. Se espera una pronta mejoría en los consumos de la carne con el levantamiento de las restricciones y la llegada futura de la primavera, aunque no debemos olvidar que nos encontramos todavía en febrero. Por lo tanto, el sector se muestra a la espera de una recuperación que no acaba de llegar.

Presente también la casuística de que los exportadores de la UE intenten compensar la pérdida de ventas a China, con exportaciones significativamente mayores a Japón, Filipinas, Corea del Sur y Vietnam. Desgraciadamente, el aumento de las cotizaciones no será al mismo ritmo que el año pasado.

En el mercado bretón, según MPB, el precio del cerdo retomaba 9 milésimas de euro a 1.281 euros este lunes 21 de febrero al término de una subasta, donde 310 cerdos no obtuvieron ninguna puja y donde la amplitud de los precios alcanzó los 4,5 céntimos. La actividad de la semana pasada no fue muy alta con 377.186 cerdos, por debajo de los 1.117 cerdos, ya que aún persisten los retrasos en la retirada de algunas granjas. Los pesos medios en la zona Uniporc Oeste han disminuido ligeramente en 89 gy, se sitúan en 96,4 kg. El miércoles pasado, el índice de referencia alemán subió 5 céntimos sin que hubiera certeza de que todos los mataderos aplicaran esta subida. Otras cuencas grandes mostraron desarrollos positivos como Dinamarca (+3 centavos), Bélgica (+5 centavos/kg vivo), los Países Bajos (+3 centavos).

En resumen, aparentes mejoras en la situación europea, con previsiones de un descenso de la oferta comunitaria. En EEUU, las cotizaciones se dan continuidad en las corrientes alcistas, con aumentos en los sacrificios, semana por semana, aunque inferior a años anteriores. Asimismo, en China, los precios del vivo siguen bajando, al igual que los precios de la carne, debido al aumento de los censos.

En Alemania según Ami, Precio del cerdo de matanza volvió a subir la gama de cerdos listos para el sacrificio también es manejable en la semana actual y se puede comercializar sin ningún problema. Anticipándose al aumento de los precios, a veces se retiene a los animales. Aunque existe cierta resistencia por parte de los mataderos, el precio de asociación se ha elevado a EUR 1,32/kg. A diferencia de los cerdos de matanza, todavía no hay impulsos dinamizadores en el mercado de la carne. Solo con temperaturas significativamente más cálidas y una mayor relajación de los requisitos de la corona se esperan mayores oportunidades de ventas. La mayoría de los cortes de carne están disponibles en cantidades más que adecuadas. Por consiguiente, es difícil trasladar los precios de compra aumentados al siguiente nivel comercial. Incluso los ajustes menores son la excepción.

Lechones

Suben 2 euros.

Nueva subida de las cotizaciones del lechón nacional, así como también, esta semana, sube de precio el lechón importado. Y, lo hacen con una oferta mermada y una demanda que se proclama sin prisas, pero sin pausa. Según las pautas que tomen los mercados lechoneros, “lo que compres hoy es más barato que mañana”. Lo cierto es que no queda ninguno sin comprar y, a colación, esta semana se une la menor oferta del importado con un resurgimiento de la demanda en Alemania después de la subida del cebado del país germano por la parte productora. Se venía augurando movimientos en los precios de los lechones extranjeros en cuanto se moviera el cebado. Por otro lado, se experimenta la subida de las peticiones de más precio para el nacional. Por su parte, en Alemania, la oferta tampoco es excesivamente glamurosa, la demanda tampoco, por lo que se debe tener en cuenta el umbral de los costes de producción y las directrices que pueden tomar el porcino en los próximos cuatro meses.

Ovino

Suben 0,04 euros.

Esta semana, después de mucho tiempo, la mesa del ovino se ha dividido. Por un lado, la producción proponía una ligera subida en los precios, mientras que, por otro lado, la comercialización sólo contemplaba la opción de repetir. Esta situación ha derivado en una levísima subida en los precios que no ha dejado contento a nadie. De este modo, se presentan precios bastante ajustados a la realidad, aunque está por ver en qué puede repercutir esta subida.

No hay exceso de cordero en campo, los animales que salen no tienen un peso excesivo y tampoco prisa por salir. El problema del ovino viene por las ventas que son mínimas o casi desaparecidas en el mercado nacional, a la espera de que llegue marzo y quizás algo más de movimiento.

Ventas mínimas también en el mercado francés, van muy despacio y siempre ajustando precios. Tenemos que tener en cuenta que estamos en febrero y que todos los costes han aumentado, también para los consumidores.

La exportación vía barco, después de dos barcos repletos de corderos hacia Jordania, vuelve a tener agilidad esta semana, y de forma indirecta, es el motivo por el que suben hoy.

CLOSE
CLOSE