Lonja Binéfar

Ganado Vacuno

Hembras: -6 céntimos. Machos Cruzados: -5 céntimos. Frisones: -4 céntimos.
Después de la situación de incertidumbre de la semana pasada en el mercado del vacuno, con unos datos de sacrificio que aumentaron en el mercado nacional y que todavía aumentan esta semana, llega la calma en las ventas nacionales. Una calma excesiva que provoca fuertes bajadas en los precios del vacuno pero de forma desigual según las distintas categorías.
Recordarles que esta semana es la segunda Sesión de Lonja que se realiza de forma telemática. Debido a la crisis actual, continuaremos así por lo menos hasta después de Semana Santa.
Esta parada prácticamente unánime en las ventas, llega después del acopio de carne de las semanas precedentes. Esto es una economía típica de tiempos de guerra.
Que las ventas vayan desapareciendo del mercado nacional, cambia las perspectivas de la comercialización. La restauración no compra y los supermercados-carnicerías van más despacio, se ha resentido la distribución destinada a hostelería. Pero las compras tendrán que continuar en breve, o eso esperamos.
La principal dificultad de la distribución es que no vende igual todas las partes de la ternera. El problema está en la venta de lomos, por ejemplo, que iban hacia los restaurantes y ahora tienen que bajar sus precios o almacenarlos. Tampoco ayuda que la venta de carne hacia Argelia se haya paralizado, esperando que esto se solucione pronto.
Con estas perspectivas de ventas, la vaca se queda sin mercado y continúa su desplome esta semana.
La producción está calmada. Hay animales en las explotaciones pero salen con una cierta fluidez. Las ventas vía barco parece que se van agilizando con toda normalidad. Estamos en época de ello, hay que tener en cuenta que ya queda solamente un mes para que comience el Ramadán. Los viajes son constantes, esta semana salen barcos de animales vivos hacia Libia. La semana que viene hacia Líbano y Libia.
Eso sí, los compradores árabes conocen perfectamente la situación del mercado nacional y ya están negociando sus precios de compra.
Italia continúa con sus compras constantes de animales vivos. Y en la zona norte de nuestra geografía, las hembras con peso óptimo se han sacrificado todas. Esto no ha sido suficiente para mantener precios.
A pesar de esta agilidad, la comercialización o una parte importante de ella, está bajo mínimos en ventas. Por eso, esta semana comienza a pedir una bajada importante en el precio de la carne. Para ellos, el mercado nacional está peor, complicado, sin ventas, con comida almacenada en los hogares.
Otro problema muy grave está en la dificultad para vender los cueros. Esto supone una pérdida de entre 0,10 y 0,12 euros por kilo de canal. El problema es que las fábricas han cerrado porque no son actividades esenciales ni en Italia, ni en Alemania ni en Francia. Y claro, no compran.
Sin embargo, la producción pide calma. Sensación de dudas, situación similar a las ventas después de navidades. Creen que si la semana pasada no subió el precio, esta semana no debería bajar. O como han comentado hoy desde la mesa de vacuno “en tiempos de convulsión, no hay que hacer mudanza”, una frase de Santa Teresa que refleja la opinión desde la producción.
Los datos de sacrificio de la semana, comparativa semana 11 y 12, dan un aumento en el sacrificio de las hembras, por tercera semana consecutiva, +10,09%, con un peso medio que disminuye muy ligeramente, -0,66 kg., situando el peso medio de la semana en 243,85 kg canal.
Los machos dan un aumento en sus sacrificios, aunque no tan elevado, +1,58%, con un peso medio que apenas disminuye, -0,09 kg, situando el peso medio de la semana en 293,01 kg. canal.

Porcino de Cebo

Baja 0,01 euros. Nueva bajada para el cebado encarando la segunda semana de confinamiento, con mucha incertidumbre, ningún paso se sabe si resultará certero. Moderando la situación tanto la parte productora como los mataderos. Si bien es cierto que sigue la fluidez de matanza, la oferta sigue continuada con algo menos de presión. Si miramos a más largo plazo en breve estarán los días de Semana Santa, y se podrán ver repercutidos por los menos días de actividad.
La voluntad de la vuelta a la normalidad del gigante asiático podría ayudar en estos momentos a dinamizar el comercio de exportación y salvaguardar la situación. Optimismo tiene que ser la tónica general, a pesar de los problemas logísticos que se van moderando; unido a la desaparición de las ventas por el cierre de negocios de restauración y la desaparición de las ventas de jamón en Italia se compensará con la demanda de China, salvaguardando los problemas que pudieran devenir por la logística marítima. Repetición en el mercado bretón, según esta fuente los precios en Europa deberían estabilizarse. Los niveles de matanza ascendió pero los pesos bajaron de manera considerable. En Alemania se mantuvo sin cambios en 1,89 EUR / kg SG. Las ventas nacionales de carne se dividen en dos. La demanda del sector de la restauración y del “sector fuera del hogar” se ha desplomado literalmente. Los envíos a China están volviendo a aumentar según AMI.

Lechones

Bajan 2 euros. Nuevamente bajada en los precios de los lechones, después de la bajada de la semana anterior arrastrada por la situación emergente y por él cebado, aunque se espera una pronta estabilización las cotizaciones. Relativo equilibrio entre la oferta y la demanda. Siguen entrando lechones en tanto se van generando plazas vacías, al final seguir hay que seguir. Aunque manteniendo las reticencias por lo que pueda pasar, tanto en las demandas, como en las ofertas y en lo relacionado a la logística, que podrían acarrear otros problemas.

Ovino

Bajan -0,25 euros.
El mercado del ovino se complica por momentos. Las previsiones alcistas desaparecen de un mercado arrastrado por una situación excepcional. Esto deja al cordero muy tocado, con una bajada muy fuerte y situando al cordero de 24 kg. con un precio de 73,92 euros. Un precio muy distinto al esperado.
La mesa de ovino se divide entre las opiniones de bajar, porque el mercado está muy desigual según la zona de venta. Y las opiniones de dejar la tabla sin cotización, porque hay mercados que han desaparecido. Como ejemplo, el cordero destinado a la restauración.
Mercado nacional: hace unos días las compras de carne eran una locura, hoy han desparecido completamente. Sin operaciones en prácticamente todo el mercado nacional, cancelaciones de pedidos y problemas para colocar los corderos. Aunque de momento, no hay un exceso de animales.
La pregunta es, cuánto vale un cordero cuando nadie lo compra. Pero los hogares deberán comprar en algún momento. Además, el peso de los corderos es inferior al año anterior, por lo tanto, hoy todavía tienen recorrido.
Los restaurantes, zona de Castilla, consumían un lechazo que ahora mismo no tiene mercado. Si se engordan estos corderos, habrá un aumento de animales.
Exportación al mercado UE: Francia principalmente, también hizo acopio de carne y ahora no está comprando.
Toda esta situación nos lleva a unos cebaderos con cordero y a unas ventas que según algunos comercializadores han descendido cerca del 85% esta semana. La piel, al igual que en el vacuno, no tiene precio.
Exportación vía barco: Activa, se llevan los corderos de más peso desde los dos puertos, Cartagena y Tarragona. El destino es Libia, Arabia Saudí y Jordania, son barcos combinados con vacuno. Pero quizás no sea suficiente para agilizar el mercado.
La parte negativa es que llegan tiempos difíciles, que la Semana Santa, época de consumo de cordero, quizás no se note este año en el mercado. Por lo menos, muy lejos están las reuniones típicas de estas fechas.
La parte positiva está en la exportación, activa, y en la llegada del Ramadán en el mes de abril. Al mercado nacional, también llegará un aumento en el consumo de cordero gracias a la comunidad musulmana. Pero esto ya será en abril.

CLOSE
CLOSE
Share This